Tristeza•

La Tristeza es una de las emociones básicas (no natales) del ser humano, junto con el miedo, la ira, el asco, la alegría y la sorpresa. Estado afectivo provocado por un decaimiento de la moral. Es la expresión del dolor afectivo mediante el llanto, el rostro abatido, la falta de apetito, etc. A menudo nos sentimos tristes cuando nuestras expectativas no se ven cumplidas o cuando las circunstancias de la vida son más dolorosas que alegres. La alegría es la emoción contraria.

Otros de los factores que inciden inversamente en la tristeza es la autoestima, como la percepción y sentimientos de valor que el sujeto mantiene de manera acostumbrada en relación a sí mismo. El sentir que se está marginado también conlleva una sensación de tristeza. Cuando la tristeza dura mucho tiempo, es demasiado intensa e impide que una persona disfrute de las cosas buenas de la vida, se denomina depresión. Por lo tanto, la severidad, la duración y la presencia de otros síntomas son lo que diferencian la depresión clínica de la tristeza. Puede presentar variados síntomas, amén del sentirse mal, que pueden ser además paradójicos, incluyendo insomnio pero también la necesidad de permanecer en cama todo el día, la falta de apetito, pero también el comer demasiado e incluso dolores y molestias que parecen producirse sin causa aparente.